El alcalde de Soledad señalado de ser el jefe del “Cartel del Fraude Procesal”

En el municipio dicen que el alcalde tiene rabo de paja y que era mejor que se hubiera quedado en su cargo como notario
Autor: 
Pirry

Por Alex Caldas

 

[Cortesía fotos: El Heraldo

 

El próximo año el Consejo de Estado deberá pronunciarse sobre la sentencia del Tribunal Administrativo del Atlántico a favor del actual alcalde de Soledad en la que se decidió que sí estaba habilitado para aspirar y ejercer el cargo, situación que es discutida por varios habitantes que aseguran que se han presentado muchas irregularidades desde su inscripción como candidato.  

 


Las elecciones de octubre de 2015 no fueron la excepción. Desde hace muchos años Soledad se ha caracterizado por las controvertidas decisiones en las urnas, por el descontento de la gente y porque los delitos electorales están a la orden del día; para la muestra el botón que dejó la anulación de 13.945 cédulas en los últimos comicios.

 


Pero la historia de por qué hoy en el municipio reina un descontento comienza en enero de 2016 cuando varios ciudadanos decidieron instaurar una demanda en contra del alcalde José Joao Herrera, por, supuestamente, presentar irregularidades en los tiempos de su renuncia como notario primero del municipio para hacer efectivas sus aspiraciones electorales. 

 


Según los demandantes el notario debió haber dejado el cargo con un año de anticipación a su inscripción y en este caso la renuncia se dio el 15 de julio del año 2015, es decir tan solo tres meses y diez días antes del llamado a las urnas. Además, alegan, que la renuncia se dio a las 2 de la tarde y fue aceptada dos horas después, cuando otro tipo de decisiones demora por lo menos diez días en hacer el trámite.      

 


Pero ahí no está lo grave del asunto. Admitida la demanda por parte del Tribunal Administrativo del Atlántico, empezaron a aparecer personas con la intención de dilatar la decisión por parte de la instancia judicial. 

 


Dicen los demandantes que una de esas personas fue la señora Samirna Solano Araujo, quien, en su derecho de ser coadyuvante dentro del proceso, presentó algunos recursos ante el tribunal sin ser en ese momento habitante del municipio; pero cuál no sería la sorpresa cuándo al comparar varios de esos documentos se detectó que los trazos de la firma de la señora no coincidían y además presentaban irregularidades. 

 


Al alertar sobre esta situación ante el tribunal, la señora Samirna desapareció, pero una nueva pieza dentro del proceso apareció, se trata de la señora Jeimy Judith Mercado Peña quien también es aceptada como coadyuvante para tratar de alargar el tiempo del Alcalde en su puesto. 

 


Supuestamente esta habitante del municipio de Sabana Larga habría firmado algunos recursos para beneficiar al alcalde, y aquí otra sorpresa: al ser abordada por algunos habitantes les manifestó que esos trazos eran parecidos a su firma pero que ella nunca había firmado un documento que tuviera que ver con la alcaldía del señor José Joao Herrera. Luego de su asombro y de ser alertada sobre el problema en el que se encontraba, manifestó que ella firmó un papel a un concuñado que le dijo que era para un negocio y que luego le explicaba. Ese señor resulta ser José David Navarro Polo, el esposo de Samirna Solano Araujo aquella que dejó de insistir cuando se sospechó de la autenticidad de su firma y quien, según los demandantes, tiene contratos con la alcaldía de Soledad.  

 


En primera instancia y sin tener en cuenta estas irregularidades el magistrado del Tribunal Administrativo del Atlántico fallo a favor del alcalde. A esta hora los demandantes esperan que llegue el momento en que se puedan acercar al Consejo de Estado para apelar la decisión y que se tengan en cuenta las peticiones de estudio grafológico de aquellos documentos controvertibles. 

 


Aseguran que llegarán hasta las últimas consecuencias para evidenciar que el alcalde hace parte de lo que ellos han llamado “El cartel del Fraude Procesal”. 

 


El caso esta como para alquilar balcón, en el municipio dicen que el alcalde tiene rabo de paja y que era mejor que se hubiera quedado en su cargo como notario, oficio que no abandonó durante 30 años, solo hasta que extrañamente le picó el bichito de la política.  
 

Pirry
Guillermo Prieto la Rotta (Boyacá, 1970), más conocido como Pirry, es un periodista colombiano. Zootecnista de profesión, amante de los deportes extremos y la fotografía. Durante más de quince años ha pasado por numerosos medios y programas de televisión incluyendo su exitoso programa de viajes e investigaciones. Ahora anda rodando nuevos trabajos para su espacio en el Canal RCN.